Claves para eliminar la ansiedad por la comida cuando haces dieta

eliminar ansiedad por la comida

Solo de pensarlo, ya te pones nervioso porque restringir ciertos alimentos y cambiar de hábitos cuesta. Por eso, hay que buscar las claves para acabar con la ansiedad de la comida.

Para llegar al objetivo propuesto, lo primero que tienes que hacer es definirlo. Saber a dónde quieres llegar e ir paso a paso.

¿En cuánto tiempo pretendes lograrlo? Es otra de las preguntas que debes responder.

Es normal, al principio, echar de menos ciertos alimentos, pero en unos días ya ni lo recordarás.

Te vamos a dar algunas claves para que no suponga un suplicio para ti y en lugar de estar de mal humor o ansiedad disfrutes lo más posible del proceso y consigas llegar a tu peso ideal.

Pero ten en cuenta las diferencias entre ansiedad y hambre o hambre por ansiedad, que muchas veces se confunde.

Piensa en el objetivo y visualízate con tu nuevo peso

Seguro que más de una vez has oído eso de que colocar una foto con un cuerpazo en la nevera funciona.

Y es que, imaginarte ya con ese cuerpo que deseas tener, en la piscina sin meter barriga o comprándote ropa de un par de tallas menos, puede ser muy efectivo cuando tu impulso te pide comer algo que no debes.

Así es que, cada vez que tengas ansiedad por hambre y estés deseando ir a la cocina, acuérdate de lo mal que te sientes cuando llega el verano o la rabia que te da que la ropa te quede demasiado justa.

Seguro que eso te frena más de una vez.

Aleja de tu vista los alimentos muy calóricos

Los trabajadores de Google lo saben muy bien. Tener a la vista ciertos productos aumenta el consumo de calorías innecesarias.

Ellos lo comprobaron con un experimento que consistía en quitar de su vista las chocolatinas que tenían a su alcance, simplemente poniéndolas bajo las mesas y en botes opacos.

El resultado fue la reducción de miles de calorías entre todos, solamente con ese gesto.

Y es que, piensa cuando te ponen la bandeja de dulces en Navidad, que picas sin ganas solo porque la tienes cerca.

Lo mejor es que coloques los productos más tentadores para ti lejos de tu vista, en un lugar poco accesible para que ni siquiera te acuerdes de ellos.

Porque sino, es muy probable que caigas más de una vez.

Al súper, justo después de comer

Parece una tontería, pero cuando vas a la compra con hambre, echas en el carro muchos más productos innecesarios y menos saludables.

Con hambre, te apetecen dulces, snacks y esos productos que sabes que no te convienen para perder peso. Así es que, si quieres evitar la ansiedad por la comida, lo mejor es que vayas justo a mediodía, cuando ya has comido.

De esa forma, te limitarás a lo que tengas apuntado en la lista (es preferible llevar lista) y evitarás caer en tentaciones que te alejan de tu meta.

Es uno de los tips que recomendamos para llegar hasta el final de una dieta, sin tirar la toalla.

El pilates o el yoga te relajan

Aprender técnicas de relajación, a controlar tu mente y tu cuerpo, son muy útiles en casos de ansiedad por la comida.

Así es que, antes de ponerte a dieta o durante la misma, valora empezar a asistir a clases de yoga o de pilates. Son prácticas en las que se trabaja la respiración y la relajación y, además, es ejercicio.

Complementar la dieta con deporte es lo más recomendable para conseguir antes el peso ideal y un cuerpo tonificado, sin flacidez.

Motivación con ayuda profesional

Si te crees incapaz o piensas que vas a acabar tirando la toalla, porque ya te ha pasado en otras ocasiones, puedes pedir asesoramiento a un profesional.

Los nutricionistas son expertos que te pueden ayudar a controlar esa ansiedad por la comida, a levantarte el ánimo y a motivarte cuando creas que no puedes conseguirlo.

Además, el hecho de que ellos lleven el control de tus progresos, te animará mucho.

Es una opción muy recomendable si ya lo has intentado más de una vez por tu cuenta y no lo has conseguido.

En Escudiet, logramos que un alto porcentaje de alumnos del método consigan su objetivo. Primero pierden peso y después les enseñamos a mantenerlo para que no tengan que volver a poner a dieta.

Así es que, si crees que tienes ansiedad por la comida, valora esta posibilidad y disfruta del proceso que, aunque es complicado, tiene su recompensa de por vida.

dietistas en Plasencia

 

Quizás también te interese:

Cómo empezar una dieta sin fracasar: tips para llegar a tu objetivo

Esto es lo más importante después de una dieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *