Esto es lo que te pasará si no tratas tu obesidad

peligros de la obesidad

Cansancio, respiraciones difíciles, ahogos, no poder subir esa cuesta… La obesidad no solo afecta a tu físico, sino que tienes un serio problema de salud que debes tratar ya para evitar males mayores.

No pueden entrarte los agobios con el verano a la vuelta de la esquina y pensar que vas a tener que llevar ropa más ligera y, por tanto, enseñar tu cuerpo.

Pero ojo, que los kilos de más no son solamente una cuestión estética, sino que se trata de tu salud.

No te pongas más excusas y plántale cara a la obesidad. Atrévete a un paso adelante por tu salud.

¿Sabes cuál es la diferencia entre obesidad y sobrepeso?

Cada persona tiene un peso ideal según sea su altura y su talla.

Esto se mide en base al Índice de Masa Corporal (IMC) que puedes y puedes calcularla de forma sencilla aquí.

La cuestión es que no puedes superar ese umbral de peso.

Si ‘solamente’ son unos pocos de kilos, entonces tienes sobrepeso y en este caso, podrás luchar contra este problema de manera más fácil.

Si por el contrario, sobrepasas de forma contundente tu IMC, sufres obesidad y tienes que enfrentarte a un cambio radical en tu vida para recuperar tu salud.

No te preocupes que es posible porque desde Escudiet vamos a proporcionarte herramientas para controlar lo que comes y llevar unos hábitos de vida saludables. Y un método seguro y controlado para lograr el peso ideal.

¿Por qué engordamos?

El estrés del trabajo, la familia, el cole… a veces es complicado tener unos buenos hábitos de vida.

Al final, dejamos de ir al gimnasio o de ir a caminar, comemos lo primero que pillamos o incluso lo hacemos fuera de forma habitual, lo que suele incrementar las grasas y azúcares.

Total, que te vuelves una persona sedentaria y propensa a coger, como mínimo, unos kilitos de más.

También debes saber que la genética influye. No todos los cuerpos son iguales ni responden de la misma manera ante un alimento concreto.

La asimilación de proteínas y grasas no es igual para todos. Por eso, vamos a conocer tu forma de comer y aconsejarte para que adaptes en su justa medida los nutrientes sin caer en el exceso.

Lo que sí es importante es controlar el exceso de calorías y azúcares.

Si nutrimos el organismo con un montón de calorías y luego no quemamos ni la mitad, irán progresivamente convirtiéndose en grasa corporal.

Lo mejor es alejarse de los precocinados, optar por los productos frescos y descubrir todo lo que la fruta y la verdura puede hacer por ti.

Aprende a comer bien

Las cosas como son, una hamburguesa o una pizza sientan divinamente de vez en cuando, pero claro, solo de tarde en tarde.

Además, ¿has probado una hamburguesa a base de lentejas? Te aseguramos que está de vicio.

La cuestión es que casi siempre consumimos los alimentos por su sabor y no por sus nutrientes.

Seguro que nunca te has fijado en una tabla nutricional para saber realmente con qué te estas alimentando. Sin embargo, somos lo que comemos y los excesos no se evaporan, sino que han llegado a tu cuerpo para quedarse.

Asimismo, muchos alimentos de baja calidad dan la sensación de saciedad engañando a tu cerebro.

¿De verdad que no te apetece comer bien? Vas a aprender un montón de cosas en Escudiet Plasencia.

¿Qué es lo que pasa en tu cuerpo cuando padece obesidad?

Problemas psicológicos, hipertensión, diabetes, problemas para hacer la digestión, artrosis… son solo algunas de las consecuencias a las que se enfrenta una persona con obesidad en su día a día.

De todo esto, lo más peligroso para la salud son las enfermedades cardiovasculares. La hipertensión, las enfermedades coronarias y los problemas respiratorios harán su aparición.

De igual modo, también afectará a la vesícula o el hígado. Al final el mal la obesidad afecta a todo el cuerpo.

También hay que tener en cuenta la movilidad, que suele reducirse bastante por causa de las grasas acumuladas, y que limita en alto grado a las personas en vida diaria.

Todo esto afecta en gran medida a la autoestima y puede frenar a la persona a la hora de pedir ayuda.

En Escudiet Plasencia te ‘reeducamos’ para que comas bien

Hay que prevenir la obesidad desde la más tierna infancia. Los pequeños deben saber comer bien para que de mayores sus hábitos sean saludables.

Si de todos modos el problema aparece vamos a ayudarte para que no te conformes con perder peso, sino que seas capaz de reinvertarte a través de métodos o programas que son capaces de modificar tus hábitos de conducta.

Así, tendrás un seguimiento personal par evitar recaídas y que además mantendrá a rayas las enfermedades asociadas a la obesidad.

Por tanto, algunos consejos para mejorar tu calidad de vida son por ejemplo tratar de hacer ejercicio.

Corre, camina, sube y baja escaleras, baila… cualquier cosa vale con tal de que te muevas.

También tienes que prestar atención a tu peso, cómprate una báscula y procura mantenerte.

Controla la bollería (sobre todo la industrial), el alcohol y los dulces.  Mantén a raya las grasas y las harinas. Apuesta por las frutas, verduras y hortalizas.

¡Échale imaginación a la hora de cocinar y varia en los platos! No centres todas tus satisfacciones en la comida y realiza actividades cardiosaludables en tu tiempo libre.

Por último…  ¡Deja de quejarte de que estás a dieta todo el año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *