Lo más complicado de perder peso cuando te sobra bastante (y cómo lograrlo)

como perder mucho peso

Averiguar por qué no eres capaz de librarte de tus kilos de más es la clave para adelgazar. De esta manera, serás constante y te sentirás a gusto llevando una dieta equilibrada.

Unas galletitas, un dulce por la mañana para matar el hambre, que si pan para comer, un sandwich para cenar… está claro que pasar de una vida en la que los carbohidratos y sendentarismo son los reyes a una vida saludable y activa no es tarea fácil.

Tienes que marcarte objetivos y olvidarte de dietas o pastillas milagro.

Ya sabes que el sobrepeso o la obesidad no es solo una cuestión de estética. Y lo peor, es que se está convirtiendo, en una epidemia.

Las cifras se han triplicado desde 1975 en todo el mundo. Casi el 40% de las personas adultas tienen sobrepeso y al 13% se las considera obesas. ¿Te sorprende?

Pues son datos de la Organización Mundial de la Salud, que puedes consultar.

Poca broma con esto porque lo que está en juego es tu salud.

Está claro que el ejercicio es necesario. Actividades como salir a caminar, ir a correr o tener una rutina de gimnasio ayudan a fortalecer los músculos, el corazón y a acelerar el metabolismo.

Pero ¿Qué pasa con lo que comemos?.

Mientras que moverte ayuda a quemar los lípidos acumulados en las caderas, vientre o arterias, la alimentación ha de restringir el número de grasas y calorías vacías.

Una dieta sana en proteínas y fibra es lo ideal para comenzar a bajar de peso. Ahora bien, no pienses que por atiborrarte de frutas y verduras dos semanas lo tienes solucionado. Tienes reeducarte para aprender a comer bien.

Cambia tus hábitos alimentarios

Según la Fundación del Corazón, comer al menos cinco unidades de frutas y verduras cocidas, lácteos o cereales integrales ayuda a mantener una correcta salud cardiovascular y por tanto, controlarás el peso.

También debes elegir los cortes magros cuando vayas a la carnicería o a la pescadería. Debes huir de los fritos, quédate con el horno, la plancha o los platos cocinados al vapor.

Lo único que no engorda es el agua. Bebe entre 1,5 o 2  litros al día.

Haz un desayuno completo y planifica los menús para evitar caer en la improvisación, el picoteo y los dulces. Intenta comer también 5 veces al día.

 ¡Muévete!

A estas alturas de tu vida no vas a competir en las Olimpiadas, pero tienes que aumentar tu actividad física de forma gradual.

Eso sí, tienes que hacerlo de forma natural, escoger una actividad física que te guste para coger pronto un hábito. Por ejemplo, puedes ir andando a trabajar o bajar del autobús unas paradas antes. También puedes aparcar el coche más lejos.

Otra opción es subir por las escaleras en vez de por el ascensor, montar en bicicleta…o empezar por deportes para principiantes que te facilitarán mucho esa actividad tan necesaria.

Estos hábitos te ayudarán a tener una vida saludable. De nada sirven las dietas de pocas semanas en las que solo pierdes agua.

Sigue un método guiado y probado

Hay quien dice que cada kilo de grasa es un kilo de inseguridad.

Lo que está claro es que lo primero que tienes que hacer es conocer la causa de tu obesidad o sobrepeso. Solo consciente de esto serás capaz de mantener un peso saludable a lo largo del tiempo.

Por esta razón, el método escudiet no es una dieta milagro que promete resultados en dos semanas. Vas a necesitar varios meses pero este aprendizaje te va a resultar útil de por vida.

Para comenzar con este método tienes que someterte a un diagnóstico previo. Haz de ser consciente de qué es lo que te hace engordar.

Una vez esté claro (te evaluará un equipo de doctores) comenzará un proceso de 12 meses para encontrar tu peso ideal y sentirte mucho mejor tanto física como anímicamente. (Por supuesto, la pérdida de peso comienza mucho antes).

Muchas personas piensan que no tienen sobre peso, que les sobra algún kilito… en ocasiones hace falta que la salud te la juegue para que te pongas las pilas con tu alimentación.

Piensas que te sobran 5 kilos cuando en realidad tienes que perder 12 para estar bien.

Gracias a este programa médico educativo, perderás el 80% de lo que necesitas para llegar al peso ideal.

Los cuatro primeros meses adelgazarás hasta donde te hayan dicho. Además, no hay límite de cantidades y no tienes que tomar pastillas o suplementos. Comerás alimentos comunes que puedes encontrar en cualquier supermercado, lo que hace que el Método Escudiet sea asequible para todos los bolsillos.

Te proporcionarán una lista con alimentos prohibidos y permitidos según tus necesidades. Dispondrás de  una App para el móvil y una calculadora de alimentos para saber si puedes comerlos o no.

Asimismo, para cuando te entre la ansiedad, que oye, esto no es nada fácil, tendrás a tu disposición lecturas y recomendaciones para animarte.

Del mismo modo, un equipo de psicólogos y nutricionistas te aconsejará las 24 horas del día tanto offline como online.

Por último, debes saber que el 95% de los alumnos adelgaza el 80% más de lo que necesita, pero está claro que debes poner mucho de tu parte para conseguirlo.

Si todavía no estas en tu peso ideal, este proceso te ayudará a conseguirlo. También tienes que tener en cuenta que si tienes un evento, el verano se aproxima o llegan las navidades, puedes apuntar ‘la comilona’ en la App y así sabrás porque has cogido un poco de peso o no has adelgazado lo suficiente esa semana.

Una vez vayas avanzado podrás probar de vez en cuando algún alimento ‘prohibido’. A nadie le amarga un dulce, pero solo de vez en cuando.

Para finalizar el Método Escudiet, tienes que saber cómo mantener tu peso ideal. Para ello, contarás con un año de asesoramiento. Así sabrás las ventajas llevar una vida saludable y lo bien que sienta una silueta bonita.

Este método educativo es para perder peso da resultados reales a base de motivación. Pero quien tienes que ser consciente de adelgazar eres tú, solo así serás constante.

¿A qué esperas para recuperar tu peso ideal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *