Por qué no es mala idea adelgazar antes de navidades

adelgazar antes de navidades

Adelgazar antes de las navidades tiene sentido y te vamos a dar algunas razones por las que debes plantearte hacerlo ahora en lugar de esperar al mes de enero para empezar desde cero una dieta.

Como nos pasa a todos, seguro que cada año nuevo lo inicias con propósitos y buenas intenciones.

Dejar de fumar, mejorar las relaciones con tu pareja o familia, cambiar tus hábitos alimentarios, ahorrar y hacer ejercicio son los más frecuentes.

Pero has de reconocer que la mayoría de las veces, muchos de esos retos que te marcas queden en el olvido. Y en el caso de hacer dieta, van pasando las semanas y el momento ideal nunca llega.

¿Te suena?

Este año, si estás a dieta en Navidad puedes seguir estos consejos, pero sí eres de los que cree que será mejor dejarlo para el próximo año y que adelgazar en las semanas previas es una tontería, quizás cambies de opinión al leer esto.

La ropa te sentará mejor

En Navidad, nos arreglamos más. Tanto si vas a cenar a casa de tus padres, tus hijos o unos amigos como si lo haces en un restaurante o acudes a un cotillón de Nochevieja.

Y, ¿no será mejor que te hayas quitado un par de kilos para que ese traje te siente mejor?

En realidad, si piensas por qué quieres perder peso, seguro que una de las razones es mejorar tu físico. Y qué mejor momento para disfrutar de ese cuerpo que una época en la que te compras ropa nueva o te pones algo diferente.

Comerás menos en días clave

Aunque parezca una contradicción, cuando te marcas una fecha para una dieta, los días previos te pones las botas, como suele decirse.

Y fijar enero o el fin de las navidades para empezar un régimen es una mala elección si sigues esta práctica. Porque no es igual, empezar un lunes de una semana cualquiera en la que no hay tantas tentaciones que hacerlo justo después de unos días en los que la comida nos persigue por todas partes.

Es decir, si eres de los que suele atiborrarse antes de una dieta, lo mejor es que busques otro momento y que te deshagas de unos kilos antes. Aunque luego quieras retomarla más en serio en enero.

Te resultará más fácil hacer dieta 

Estamos hablando de perder unos kilos antes de que llegue la semana de Navidad, no de ponerse a hacer una dieta estricta porque no tiene mucho sentido en plenas fiestas.

A no ser que tengas mucha fuerza de voluntad, odies los turrones y no vayas a salir de cena ningún día.

Si de verdad necesitas perder peso, o tienes claro que no quieres retrasar más el momento de empezar una alimentación saludable, te costará menos si empiezas antes.

Uno de los consejos que hemos dado en este blog para triunfar con una dieta es marcarte objetivos realistas y empezar poco a poco. Y reducir el consumo de azúcares, grasas y alcohol los días o semanas previas te ayudará a ir acostumbrando al paladar y al cuerpo.

Estarás más animado

Si adelgazas antes de navidades seguro que estás más animado para salir a cenar, ponerte ese traje que te has comprado para la ocasión y darte algún capricho sin remordimientos.

Porque si ya has perdido unos kilos y estás orgulloso con el resultado, tendrás ganas de seguir adelante y ponerte en serio cuando acaben las fiestas.

Y siempre es mejor pedir un café sin azúcar con un pedazo de bizcocho que comerte ese pastel además de añadir dos cucharadas de azúcar. ¿No crees?

Ahora ya conoces algunas razones por las que adelgazar antes de Navidad puede ser buena idea.

Estos consejos también te servirán en caso de que:

  • Te encanten los mazapanes, turrones, champán, salsas, polvorones y estés deseando que lleguen esas fechas para comerlos.
  • Tengas muchos compromisos de cenas y comidas, tanto de amigos como de empresa o compañeros de trabajo y no quieras renunciar a disfrutar al máximo de las comilonas.
  • Prefieras llegar a esas fechas con parte del trabajo hecho, para que las consecuencias de los excesos sean mayores que si te mantienes en el peso actual.
  • Tengas un fiesta y necesites abrocharte ese pantalón o vestido que tanto te gusta sin tener que salir a buscar una talla más o a la modista a que te lo arregle.
  • Quieras hacer dieta después de Navidad para alcanzar tu peso ideal y mantenerlo siempre.

Es cuestión de plantearte si realmente merece la pena que hagas un pequeño esfuerzo antes de que lleguen esas semanas en las que la comida centra la vida de todas las casas.

¿Estás decidido o prefieres seguir pensando en Año Nuevo para empezar de cero una dieta seria?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *