¿Necesito un nutricionista? Casos en los que has de recurrir a un profesional

necesito un nutricionista

En las últimas décadas, las tasas de personas con obesidad o sobrepeso en el mundo se han disparado. Y en España las cifras son alarmantes, tanto en adultos como en niños. Por eso, acudir a un profesional para liberarte del sobrepeso es tan importante y queremos responder a la pregunta que muchas personas se hacen de ¿necesito un nutricionista?

Está claro que seguir una dieta no es fácil. Y que si te gusta comer, resulta muy complicado restringir ciertos alimentos y adaptarse a nuevos hábitos.

Pero tu salud empieza a deteriorarse y lo en principio puede parecer un problema físico, llega a convertirse en una enfermedad que trae tiene otras consecuencias más graves.

Problemas para respirar, dificultad al caminar o subir escaleras, baja autoestima, mal funcionamiento de los órganos vitales, enfermedades cardíacas, mayor riesgo de cáncer o de diabetes tipo II… son algunas complicaciones derivadas de la obesidad.

Pero lo bueno es que perder peso y alcanzar el óptimo para gozar de una buena salud es posible. Y si sigues los pasos adecuados con un método guiado y con ayuda, lo lograrás en menos tiempo del que crees.

Entonces te estarás preguntando…

¿Necesito un nutricionista?

Acudir a un  profesional de la alimentación y dietética para bajar de peso no solo es recomendable. A veces, es imprescindible. Sobre todo, cuando el peso a perder supera los 10, 20 ó más kilos.

Acudir a un nutricionista para adelgazar es, a veces, imprescindible

El nutricionista es un titulado universitario experto en alimentación, nutrición y dietética. Conoce a la perfección cómo funciona el organismo y sabrá guiarte para mejorar tu salud a través de unos hábitos correctos.

Algunas razones por las que deberías acudir a un nutricionista son:

Has probado muchas dietas sin éxito

Si has iniciado demasiadas dietas de adelgazamiento por tu cuenta o con alternativas no convencionales y no has conseguido tu objetivo, acude a un/a nutricionista.

Porque ellos sabrán qué ha fallado y qué hacer para que esto no vuelva a ocurrir. Te pautarán la dieta más adecuada según tu caso y también te indicarán otros pasos a seguir durante el tiempo que dure y cuando finalice.

Debes perder más de 10 kilos

 Si tu peso ideal está muy alejado del real entonces lo mejor es contar con la ayuda de un profesional de la nutrición.

No es lo mismo querer perder un par de kilos que una docena o más. Y tampoco las pautas serán las mismas.

Además, cuando hay sobrepeso no solo tendrás que restringir ciertos alimentos e incorporar otros sino hacer ejercicio o mantenerte hidratado.

Comes sano y no adelgazas

 Si eres de las personas que no entiende por qué su peso va en aumento o no baja a llevar una alimentación saludable, necesitas consultar con un especialista.

Es posible que la causa sea otra afección como un cambio hormonal, de metabolismo o algún medicamento.

Un nutricionista valorará estas posibilidades y te hará un estudio inicial antes de comenzar cualquier dieta o tratamiento para adelgazar.

No tienes fuerza de voluntad

Algunas personas no hacen deporte si no se apuntan a un gimnasio o no realizan alguna actividad en compañía.

Y muchas otras no consiguen cambiar sus rutinas de alimentación si no tienen a alguien encima que les motive e impida abandonar antes de tiempo.

Si eres de estas, lo mejor será que acudas a un nutricionista o a un centro especializado en pérdida de peso. El hecho de estar “controlado” y de invertir una cantidad de dinero en ello, te motivará para seguir adelante.

Tu peso afecta a tu salud

Como ya sabes, el físico no es la única motivación que debes tener. Porque lo más importante es gozar de buena salud y con sobrepeso, tarde o temprano empeorará.

En caso de que la obesidad esté empezando a afectar a tu salud, no retrases más el contacto con un nutricionista.

Sabrá organizar tu dieta para que pierdas el peso que necesitas. Pero tendrás que tratar esas otras afecciones con cada especialista. Aunque, cuando llegues a tu peso óptimo seguramente que muchas de ellas remiten.

Tras una reducción de estómago

Las operaciones de cirugía bariátrica de bypass gástrico requieren cuidados posteriores que implican cambios en la alimentación.

En este caso, es necesario acudir a un nutricionista para que diseñe una dieta personalizada con las cantidades que tu estómago puede asumir tras la operación.

Tienes problemas digestivos

No todas las comidas sientan igual a las personas. Es posible que algunos alimentos te produzcan ardores o tu organismo no procese bien. Y, sin embargo, otros que no consumes podrían mejorar tu digestión.

El control de comidas con un experto en dietética será básico para tratar este problema y aliviar esas molestias.

Son algunas de las razones por las que es recomendable acudir a un nutricionista pero en realidad tú decides.

¿Quieres seguir así o poner fin a un problema de sobrepeso que tiene otras consecuencias derivadas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *