“Escudiet ha supuesto un cambio extraordinario en mi vida”

Sofía Iglesias Acuña, alumna del Método Escudiet, tiene 24 años y ha perdido 55 kilos en 13 meses.

Su historia es como la de muchas otras chicas de su edad: una persona joven, con un proyecto de vida por delante, con gente querida a su alrededor y con un físico que no era el prototipo ideal de los cánones de belleza.

Sin embargo, su sobrepeso no le preocupaba demasiado, quizás porque ya se había acostumbrado o porque creía que no tenía solución. Y, aunque ella asegura que su estado de ánimo era bueno, sí que había intentado bajar de peso en más de una ocasión.

Pesar más o menos kilos no era lo importante, sino los problemas de salud que podía acarrear su obesidad. Y es que, el cansancio y la dificultad de realizar cualquier actividad física tan sencilla como subir unas escaleras o caminar a paso ligero, ya es una limitación que no hay por qué sufrir cuando no se llega ni a la treintena.

Su evidente cambio físico es sólo una de las grandes ventajas que esta administrativa ha visto en este tiempo de aprendizaje y pérdida de peso.

A pesar de que nos adviertan una y otra vez, leamos las posibles consecuencias de la obesidad y nuestro físico no sea el más atractivo, muchas veces no es suficiente para tomar las riendas y lograr combatir el sobrepeso.

 Un reto conseguido

Sofía puso freno a tiempo y asegura estar feliz y orgullosa de haberlo conseguido.  “Llegó un día en el que decidí que no quería seguir asumiendo el riesgo que corría mi salud”.

Después de pasar por otros médicos y realizar algunas dietas sin demasiado éxito, decidió ponerse en manos de los profesionales de Escudiet. “Ya lo había probado una amiga, y al ver los excelentes resultados que consiguió, decidí hacerlo yo”.

Su opinión coincide con la de otros muchos alumnos que han realizado el método Escudiet.

Asegura que “había probado otros tipos de dietas y acudido a médicos. En su momento, me sirvieron para perder algo de peso, pero en realidad no me enseñaban nada. Ellos me marcaban lo que tenía que comer a diario, además de pautarme complementos”.

Lo mejor del Método Escudiet

Sofía ahora sabe cómo jugar con los alimentos, cómo combinarlos, cuáles son aquellos que le sientan bien y los que debe restringir de su dieta, tiene unos hábitos correctos en cuanto a comidas, horarios…sin necesidad de pesar ni limitarse a unos menús pre establecidos. En definitiva, ha aprendido a llevar un estilo de vida saludable.

Es una de las ventajas más apreciadas del método, esa reeducación alimentaria que puedes llevar para toda la vida, disfrutando de la comida y sin necesidad de pasar hambre.

Otro beneficio real muy valorado es el seguimiento personalizado a cargo del equipo médico del centro durante todo el proceso, así como una app móvil que te permite llevar un control de tus avances.

“Me gusta ver los marcadores y la gráfica del peso, porque ver cómo desciende es muy gratificante”.

Y en cuanto a la calculadora de alimentos que puede llevar todo el día en su móvil y utilizarla cuando va a la compra o duda sobre algún alimento opina que “me sirve para saber los alimentos que son más recomendables y es una gran ayuda.”

Sofía está agradecida a esos profesionales que la han acompañado en este camino, no precisamente de rosas, que sin duda ha merecido la pena y que aún no ha finalizado.

Ahora le toca continuar con todo lo aprendido para llegar a su peso ideal para lo que aún debe perder 15 kilos más, nada comparado con lo que lleva.

Se siente motivada y con fuerzas y optimismo para lograr su meta, porque ahora sabe que sí puede.

Por ello, se lo recomienda a todas aquellas personas que estén en una situación similar a la suya, que quieran poner remedio y luchar para conseguir un físico más atractivo y mejorar en salud. “Es una batalla diaria, y no te puedes dar por vencido”.

Algo que ha echado de menos y que propone es la opción de incluir un preparador físico durante el proceso de pérdida de peso. “Estaría genial que te guiara a la hora de realizar distintos tipos de actividad física para que el cuerpo adquiera la mejor forma posible”.

Orgullosa y satisfecha del trabajo realizado, Sofía asegura que el Método Escudiet ha supuesto un gran cambio en su vida, que le permite salir a pasear y moverse con una agilidad que antes no tenía.

Está feliz consigo misma, con su aspecto físico y con su salud, y lo más importante, con ganas de seguir avanzando y de mantener esos hábitos para toda la vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *